Prestamos en linea

Créditos RápidosImportePlazo máxSolicitar
$41000030 díasSolicitar
$75000030 díasSolicitar

El internet y los avances tecnológicos han puesto a nuestra disposición innumerables posibilidades. En la actualidad, si necesitamos dinero basta una serie de clics para que lo tengamos en nuestra cuenta en cuestión de minutos. Ya no hay contratiempos, no hay largas esperas y mucho menos estrés. Si quieres conocer los beneficios de los préstamos en línea y toda la revolución que están causando, te invitamos a leer este artículo.

¿Qué es un préstamo en línea?

Se trata de un servicio que actualmente están ofreciendo muchas empresas que consiste en poner en disposición del usuario un capital luego de que este acepta los términos de un contrato. En este documento, ambas partes tienen que estar de acuerdo y aceptan cumplir con los plazos establecidos. Al cerrar el trato el cliente se compromete a cumplir con lo establecido donde se incluyen pagar las cuotas y aceptar los intereses por mora y demás.

En resumen y en palabras más simples, un préstamo consiste en entregar algo esperando que sea devuelto. Cuando nos referimos a “en línea” hablamos de “online”; es decir, teniendo una buena conexión a internet. Entonces un préstamo en línea consiste en fusionar estos dos componentes. De este modo, lo que antes resultaba ser una operación tediosa, pasa a ser algo que podemos hacer desde la comodidad de nuestro hogar.

Ventajas de los préstamos en línea

La primera ventaja que podemos sacar a relucir es que son fáciles de adquirir. Solo necesitarás de una conexión estable de internet y no importará el lugar en donde estés. La siguiente ventaja es que te librarás de procesos engorrosos y todo lo relacionado con el papeleo. Del mismo modo no habrá cargos ocultos y tendrás la posibilidad de solicitar tu préstamo a cualquier hora del día y a cualquier día del año.

En cuanto a la disponibilidad del dinero esta es casi inmediata, pero esto dependerá en gran medida de la empresa con la cual decidas trabajar. Otro punto a destacar es que muchas de estas compañías te brindan la posibilidad de elegir el monto que necesitas, de este modo podrás usar una calculadora de préstamos para evaluar el monto que tendrás que pagar tras añadir los cargos que apliquen.

Del mismo modo, estos portales están en el deber de ofrecer seguridad y protección a los datos suministrados por cada uno de sus usuarios, por lo cual no tienes que tener miedo en este punto. Sin embargo, es menester destacar que lo principal es que hagas todo este trámite en un sitio web del que estés casi 100% seguro de que es fiable.

¿Para quiénes están destinados este tipo de préstamos?

Estos sitios web fueron diseñados con diversos algoritmos para que evalúen si el usuario que solicita el préstamo está calificado para pagarlo. Partiendo de esto, por lo general este servicio se ofrece a personas que están atravesando un problema de salud o una emergencia médica; También para aquellos que tienen imprevistos financieros o compromisos económicos y para esos que no pueden contar con apoyo familiar.

Desventajas de los préstamos en línea

No todo puede ser color de rosa, así como los préstamos en línea pueden ser muy útiles y positivos, tienen ciertas desventajas. La primera, es que manejan intereses mucho más altos que los que ofrecen entidades financieras tradicionales. Del mismo modo, será necesario que cuentes con una cuenta nómina para que puedas verificar que tus ingresos son suficientes para hacer el pago de las cuotas.

Por otro lado, en ocasiones el importe del préstamo es algo bajo por lo que probablemente no será suficiente si requieres de una cantidad de dinero mayor. Asimismo la publicidad puede resultar algo engañosa y perjudicial ¿Por qué? Porque buscan hacernos pensar que un deseo es igual a una necesidad y esto no es cierto. Los préstamos solo deberían solicitarse cuando se trata de urgencias verdaderamente importantes.

En cuanto a los requerimientos estos difieren dependiendo del país, pero en todos se exige que el solicitante sea mayor de edad. Por otro lado, los contratos pueden ser engañosos y por este motivo hay que leerlos con detenimiento. Por no leer este tipo de documentos es que muchas personas al final pueden terminar perjudicadas, así que es necesario que te dediques a leer cada parte del texto.

Recomendaciones a tener en cuenta si vas a solicitar un préstamo en línea

A la hora de solicitar un préstamo no podemos andarnos por las ramas; si estamos seguros de que no nos queda otra salida que esta, tenemos que investigar portal por portal. De este modo podremos encontrar aquel que tenga mejores ofertas y cobre los intereses más bajos. Asimismo, revisa el plazo de tiempo y el número de cuotas asignado.

No caigas en la publicidad engañosa, todo puede parecerte muy bonito en un portal, pero una cosa es el diseño y otra muy distinta las acciones. Así que cuando puedas leer el contrato, exige que te den tiempo para que puedas mostrárselo a un asesor financiero—no es necesario que le muestres el documento a uno si no quieres, pero al menos tú si tienes que leerlo y si no entiendes algo investigar sobre eso—. De este modo te cuidarás la espalda.

Por otro lado, trata de que la empresa con la que vayas a trabajar sea reconocida en tu país y cuente con el respaldo del Gobierno. En la actualidad, muchas entidades financieras se están sumando a los préstamos en línea y lo más probable es que la cifra siga en aumento. Así que si antes no lo habías considerado ahora tienes una oportunidad.

Grandes compañías como Amazon y Google han posado sus ojos en esta modalidad y ofrecen créditos a pequeñas y medianas empresas online. Todo será cuestión de que evalúes lo que más te convenga y analices tus posibilidades. Si no tienes la certeza de que podrás cumplir con cada cuota lo mejor es que no te busques problemas y te quedes tal y como estás. Recuerda que tu reputación se puede ver manchada si quedas mal.

Prestamos en linea
5 (100%) 3 votes