Crédito personal

Créditos RápidosImportePlazo máxSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
1000€30 díasSolicitar
850€30 díasSolicitar
1000€30 díasSolicitar
2000€-Solicitar
300€60 díasSolicitar
1000€21 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€90 díasSolicitar
400€62 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€26 semanasSolicitar
300€30 díasSolicitar
250€30 díasSolicitar
800€90 díasSolicitar

Los créditos o préstamos personales son una de las actividades más comunes realizadas entre las entidades financieras y sus clientes, pues la mayoría están en capacidad de solicitar este producto financiero.

Si estás considerando pedir un crédito personal hay algunas consideraciones que debes tener en mente.

¿Qué es un crédito personal?

Lo primero es estar familiarizado con este producto y conocer en detalle de qué se trata este préstamo.

Los créditos personales son contratos establecidos entre las entidades financieras y sus clientes, en los cuales las instituciones bancarias prestan una cantidad de dinero específica de dinero al solicitante.

Es entonces cuando la institución financiera que otorga el crédito pasa a ser el prestamista, mientras que el cliente solicitante se conoce como prestatario.

En el contrato se establece un plazo de tiempo determinado para que el prestatario devuelva el dinero a la institución que se lo presto, generalmente el cliente debe regresar no solo la cantidad prestada sino además una tasa de intereses (cargos adicionales) establecida por el prestamista.

Para devolver el dinero usualmente la entidad bancaria ofrece planes a sus clientes que dividen la cantidad en diversas cuotas mensuales, de forma que sea mucho más cómodo para ellos pagar la cantidad solicitada.

¿Cómo se solicita un crédito?

Los créditos deben ser solicitados en la entidad bancaria en la que el cliente posea una cuenta, generalmente cuanto mayor sea la antigüedad de la misma y la frecuencia de los giros bancarios mayor será la probabilidad de aprobación del préstamo.

Usualmente las entidades bancarias ofrecen diversos planes de créditos a sus clientes, de diferentes cantidades de dinero, plazos de pago y tasas de interés. De esa forma los clientes pueden solicitar el que más le convenga a la entidad.

Es común que antes de aprobar el crédito personal la entidad financiera pida al cliente una justificación sobre por qué razón está solicitando el préstamo. Esta puede ser la compra de una propiedad o auto, la cancelación de deudas, compras de muebles, pago de viajes, cobertura de gastos médicos, etc.

En algunos casos no es necesario dar una justificación, pero todo depende del método de préstamo que lleve a cabo cada institución en particular, pues aunque en general los procesos son similares cada banco tiene sus particularidades.

La aprobación de los créditos personales también depende del ingreso mensual de cada cliente, mientras mayor sea su ingreso económico mayor será la cantidad de dinero que pueda solicitar a la institución.

Por lo general los créditos personales son una de las transacciones más comunes realizadas por las instituciones bancarias, por lo que solicitarlo suele ser un proceso sencillo que muchas veces se puede realizar en cuestión de días.

Es de gran importancia que antes de firmar un contrato por un crédito personal el cliente haya investigado todos los aspectos del mismo, asegurándose de manejar los plazos de pagos, cuotas y las tasas de interés, para así evitar el endeudamiento o morosidad en el futuro.

Tasas de interés y garantías financieras

Las tasas de interés y las garantías financieras son la parte más delicada del acuerdo, ya que se tratan de los beneficios finales que obtendrá la institución financiera por el préstamo y el elemento que ofrecerá al banco la seguridad de que le será devuelto su dinero.

La tasa de interés puede variar dependiendo de la institución bancaria o el tipo de préstamos que se solicite, esta comisión es calculada utilizando una fórmula matemática, que dará como resultado la ganancia bruta que recibirá el banco por cada crédito que conceda.

Por otra parte las garantías son todos aquellos elementos que el banco tome como un seguro, que en caso de que el prestatario no pueda cancelar la deuda pasaran a manos de la institución bancaria.

En el caso de los créditos personales el banco toma como garantía todos los bienes presentes y futuros del prestatario en caso de que no cancele la deuda, sin importar que estos sean muchos o pocos. Al momento de cancelar el préstamo en su totalidad la garantía se disuelve.

¿Por qué pedir un crédito personal?

Pese a que solicitar un crédito personal es una gran responsabilidad es uno de los productos financieros más importantes y populares en este ámbito.

A diferencia de otros créditos tiene un rango de uso muy amplio, y si bien los intereses son altos los plazos de pago suelen ser cómodos.

SI TE INTERESA SOLICITAR UN CREDITO PERSONAL, ES NECESARIO QUE CONOZCAS TODO SOBRE ESTE TEMA

Probablemente desde pequeños hayamos escuchado a nuestros padres o personas adultas refiriéndose a este tema, sin embargo, en esos tiempos no lo comprendíamos. Un crédito personal es conocido como una operación financiera, en la que la entidad bancaria adelanta una determinada cantidad de dinero. De igual manera, en términos técnicos, es un contrato que se ejecuta entre el individuo interesado y el banco en el cual posea cuentas personales. Todo esto, con la obligación de que el beneficiario, devuelva el principal prestado y abone ciertos intereses y gastos de ejecución.

Un crédito personal es entregado con la finalidad de que el interesado, es decir, un individuo físico y no jurídico, adquiera un bien inmueble, entiéndase así, aquellos que no sean propiedades o viviendas. Las entidades bancarias, ofertan una infinidad de dichos créditos, estos poseen distintos nombres, como lo son de coches, vacaciones o inclusive bodas y, exceptuando algunas pequeñas diferencias, todos son iguales. Es vital recordar que al solicitar dicha operación entra en vigencia un plazo de tiempo establecido, el cual influirá en los intereses y ciertos gastos adicionales a tener en cuenta.

De igual manera, los créditos personales poseen numerosas características, las cuales nos permiten conocerlos a profundidad y así, decidirnos al momento de tomar esta decisión, la cual influirá notoriamente en nuestro aspecto financiero.

En un crédito personal, el individuo deudor responde con sus bienes presentes y futuros, sin la necesidad de aportar una garantía hipotecaria.

Teniendo en cuenta la característica anterior, entenderemos porque al haber una menor cantidad de garantías, la tasa de intereses normalmente es más elevada.
Sin embargo, todo el trámite de la operación de un crédito personal, se ejecuta de manear mucho más rápido que el resto.

Estos créditos, suelen concederse para la adquisición de bienes de consumo o de servicio, siendo sumamente beneficiosos al momento de un gran evento o necesidad.

ADEMAS DE LO QUE YA SABES SOBRE UN CREDITO PERSONAL, DEBES CONOCER LOS TIPOS DE INTERES Y SUS GARANTIAS

Al momento de solicitar un crédito personal, es necesario tener muy en claro todos sus aspectos, para así evitar futuros inconvenientes. Los intereses son elementos que usualmente molestan o confunden a la mayoría de los usuarios, esto representa el precio que la entidad financiera le cobrara al beneficiario por prestarle el dinero. Es vital fijarse en las diferentes ofertas existentes sobre los créditos, pero también, es esencial considerar el TAE.
El TAE se define como un cálculo, el cual puede ser un tanto complejo, este incluye el interés nominal y también, las comisiones que puedan aplicarles a ese préstamo, teniendo en cuenta el plazo de la operación. Dicha herramienta se utiliza debido a que es considerado un indicador mucho más fiable del coste real de la transacción. Además, de conocer los intereses, debemos tener saberes sobre lo que es la garantía en un crédito personal.

Al realizar el contrato de este método, el beneficiario coloca como seguro todos sus bienes presentes y futuros, pudiendo ser muchos o pocos, diferenciándose notoriamente de uno hipotecario, en el cual el inmueble pasaría a ser del banco en caso de impago. Por estas mismas razones, dicho tipo de transacciones suele tener una tasa de interés mayor y un plazo de tiempo más corto y, también influyen el monto acordado.

Sin embargo, son sumamente beneficiosos para los clientes, debido a que estos les permiten solucionar situaciones en el momento. Siendo así una gran opción y, situándose como una de los más elegidos dentro de las entidades bancarias o financieras.

AL IGUAL QUE EL RESTO DE LA INFORMACION, ES NECESARIO TENER EN CLARO NUESTRA FINALIDAD, IMPORTE Y PLAZO AL MOMENTO DE SOLICITAR UN CREDITO PERSONAL

Debemos tener presente en todo momento que un crédito personal va destinado a financiar un producto o servicio en concreto, así, las entidades financieras o bancarias se aseguran de evitar que se utilice en remediar problemas generales en la vida de sus clientes. Por esta razón, al concretar la solicitud para dicha transacción, solicitan una factura pro forma o presupuesto, inclusive, en algunos financiamientos exigen mediar el pago y asegurarse que el dinero se destine efectivamente al fin indicado previamente por el solicitante.

Así mismo, una regla de oro en cuanto al plazo, es que el crédito a solicitar no debe ser más extenso que la duración del objeto en cuestión. El beneficiario no querrá seguir pagando cuotas al haber pasado años de disfrutar lo acordado, o aquello que ya no funciona. Es necesario que el solicitante tenga muy en claro los tiempos adecuados al comenzar los trámites de esta transacción, de lo contrario, podría ocasionarle molestias o disgustos.

En caso de haber obtenido la aprobación, la entidad de financiamiento debe otorgar todo lo acordado en un documento por escrito, la cual tendrá una vigencia de 10 días, permitiendo que el solicitante lo compare con otras ofertas, teniendo en cuenta lo que hemos mencionado sobre la cantidad y costos de comisiones. Todos los aspectos anteriores, determinan la cuota mensual para el cliente, aunque tenga un gran plazo y sus pagos serán menores, es vital recordar que al final del proceso, el individuo estará pagando una mayor suma de intereses.

UN CREDITO PERSONAL ES NUESTRA MEJOR OPCION

Al comprender toda la información que hemos mencionado, entenderemos que elegir un crédito personal puede aportar numerosas ventajas a cualquier cliente. Es necesario tomar en cuenta todos los aspectos anteriores, el plazo, las comisiones y, por supuesto, su finalidad. Al momento de decidirnos por esta herramienta, podremos lograr alcanzar el objetivo que tanto deseamos, como lo es crear nuestra propia empresa o negocio, convertirnos en emprendedores.

Así mismo, la entidades financieras o bancarias pueden prestar la ayuda necesaria a cualquier cliente y orientarlo para los trámites necesarios a cumplir, podrán ser muchos, pero, como ya sabemos, sus beneficios son abundantes. Un crédito personal es algo que debe tomarse muy seriamente, al obtenerlo nos permitirá sentirnos cómodos económicamente y satisfechos con sus tiempos de pago.

Crédito personal
5 (100%) 3 votes