Prestamos de dinero

Créditos RápidosImportePlazo máxSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
1000€30 díasSolicitar
850€30 díasSolicitar
1000€30 díasSolicitar
2000€-Solicitar
300€60 díasSolicitar
1000€21 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€90 díasSolicitar
400€62 díasSolicitar
300€30 díasSolicitar
300€26 semanasSolicitar
300€30 díasSolicitar
250€30 díasSolicitar
800€90 díasSolicitar

La economía es un índice fluctuante en cualquier parte del mundo y muchas veces nuestros empleos no son suficientes para cubrir los gastos en los que incurrimos en el día a día o en momentos de necesidad, por eso solicitar un préstamo de dinero a la institución bancaria de nuestra preferencia no es una mala idea.

Muchos pueden ser los motivos por los que necesitemos un préstamo de dinero, desde el pago de deudas pendientes, a la adquisición de un inmueble o auto, el pago de algún gasto inesperado o la ejecución de un plan.

El dinero es casi siempre una necesidad para mantener un buen estilo de vida, pero no siempre el salario nos alcanza para llegar al estatus deseado o cumplir con los objetivos que nos trazamos a corto, mediano o largo plazo.

Si este es tu caso y por uno u otro motivo te encuentras a la espera de un poco de dinero para cumplir con algún fin entonces piensa en adelantarte a ese momento, a través de la solicitud de un préstamo o crédito.

¿Qué es un préstamo o crédito?

Los préstamos o créditos son operaciones que se realizan entre los clientes y las entidades financieras, un contrato que establece el préstamo de cierta cantidad de dinero por parte de la institución al cliente, que en ese caso pasa a ser un prestatario.

En estos casos los bancos, cajas de ahorro o empresas financieras determinan la suma de dinero que prestaran al cliente basándose en sus ingresos mensuales o anuales, estableciendo un plazo de tiempo para que el cliente devuelva la totalidad del pago a la institución financiera.

Además a la cantidad de dinero prestada le suman una tasa de interés, un índice que sacan gracias a una cuenta matemática y que permite a las entidades financieras obtener una ganancia específica por cada préstamo que realizan.

Tipos de préstamos

En el mundo de las finanzas existe una amplia variedad de préstamos y créditos, todos pueden ser solicitados por los clientes pero varían en cuanto a cantidad de dinero y funcionalidad.

A continuación enlistaremos los tipos de préstamos más habituales:

Préstamos hipotecarios: Este es un préstamo riesgoso, se recomienda a los clientes investigar concretamente antes de solicitarlo.

Estos préstamos ofrecen una gran cantidad de dinero a los clientes, pero para solicitarlos el prestatario debe dar como garantía real algún inmueble de su posesión, de esa forma en caso de que la persona incumpla con el pago del préstamo entonces la entidad financiera puede adueñarse de la propiedad para saldar la deuda.

Préstamos a plazos temporales: Este tipo de préstamos es bastante común, los clientes pueden solicitarlo para una gran variedad de asuntos. La cantidad de dinero cedida por la entidad financiera y el plazo de pago del préstamo, ya sea largo o corto, se establece según la capacidad financiera de cada persona, así como su registro como cliente.

Préstamos para empresas: Estos préstamos generalmente son por grandes cantidades de dinero e incluyen altas tasas de intereses. Son otorgados únicamente para empresas, ya sea para iniciar algún proyecto o para cubrir algún gasto.

Préstamos personales: Estos préstamos se otorgan a clientes individuales, usualmente son préstamos rápidos que están listos en cuestión de días o incluso menos tiempo, suelen ser cantidades comedidas de dinero y pueden pagarse en plazos de tiempo cortos.

Préstamos de consumo: Este tipo de préstamos se ofrecen generalmente a clientes con buenos movimientos de cuenta e ingresos considerables, la cantidad otorgada varía pero usualmente se utilizan para comprar cosas, desde vehículos hasta muebles o cualquier artículo de consumo.

Préstamos de estudio: Estos préstamos varían dependiendo del usuario, pero en general se dan a estudiantes que desean alcanzar un grado universitario. Los plazos de pago suelen ser muy extensos pero los intereses de estos préstamos generalmente alcanzan índices altos.

Requisitos para solicitar un préstamo

Los requisitos para exigir un préstamo a cada cliente pueden ser variados dependiendo de la entidad financiera y de la inversión que ese cliente representa en su estructura.

Generalmente son aprobados a clientes con cierta antigüedad en la entidad, buenas referencias personales, un ingreso mensual o anual considerable, movimientos constantes en la cuenta y que puedan ofrecer garantías de pago al banco.

Un préstamo siempre es posible. De ti depende conseguirlo o no.

Muchas veces nos sentimos atrapados después de un arduo trabajo al realizar un proyecto que creemos posible ejecutar y obtener considerables ganancias, pero que sin embargo se nos traba por no disponer del dinero suficiente para llevarlo a cabo. En otras oportunidades tenemos la posibilidad de adquirir una vivienda o un local para iniciar un negocio, pero no disponemos de dinero para reunir la cuota inicial. O queremos darle un automovil a un hijo y no contamos con el capital necesario para poder comprarlo. Puede ser que tengamos un proyecto de una tienda artesanal o un supermercado, también podríamos desear invertir en un hotel o posada turística, o para brindarle a nuestros hijos la posibilidad de seguir realizando estudios universitarios, pero sólo disponemos para la matrícula.
Estos son algunos de los ejemplos que nos permiten visualizar realmente que la solución está en obtener un préstamo que nos permita cubrir las necesidades de un proyecto particular o colectivo que puede tener corto, mediano o largo alcance.

¿Qué es un préstamo?

Un préstamo es una operación realizada por cualquier tipo de “entidad financiera”, es decir los intermediarios que además de administrar, prestan dinero. Llámense bancos, cajas de ahorros, cooperativas, o “empresas financieras”, que sin ser bancos, disponen y ofrecen préstamos con facilidades de pago a sus clientes, los cuales prestan dinero a través de un contrato, donde el cliente adquiere la obligación de pagar intereses y devolver el dinero en el tiempo establecido.

Existe una gran diversidad de préstamos, los cuales puedes adaptarlo a tus necesidades. Entre ellos destacaremos:

  • Préstamos Hipotecarios: Mediante este tipo de préstamo, el cliente debe dar no sólo garantía personal, sino también una garantía real, como por ejemplo la hipoteca de un bien inmueble por la elevada cantidad de dinero que obtiene el usuario del servicio. Es un préstamo que aunque resulte muy atractivo, debemos tomar en consideración que representa un riesgo, ya que si el cliente no cumple con el pago, perderá el bien inmueble hipotecado.
  • Préstamos a plazos temporales: Ya sea corto, mediano o largo plazo. Pueden solicitarse con fines variados, depende del caso de cada persona.
  • Préstamos para empresas: Destinados a dar continuidad a un proyecto empresarial, o gastos relacionados a una empresa.
  • Préstamos Personales: Son préstamos pequeños que cubren necesidades menores.
  • Préstamos al Consumo: Que por lo general son utilizados para la compra de automóviles o de mobiliario para la casa u oficina.
  • Préstamos al estudio: Los cuales permiten financiar las matriculas universitarias.

Los requisitos exigidos al momento de optar por un préstamo dependen de la entidad o empresa financiera que elijas y del contrato que realices, ya que de acuerdo al préstamo a realizar, se le exige al usuario informarse y disponer de todos los documentos, que se deben presentar junto a la solicitud del préstamo. En los últimos años el nivel de exigencia al solicitar un préstamo ha cambiado por la cantidad de personas que los solicitan, incluso por la manera de realizarlo. Ya la mayoría de entidades financieras realizan los procedimientos incluso por via on-line, dependiendo del préstamo, la cantidad de dinero a financiar y en muchos casos del tipo de préstamo que necesitemos. Por lo general quien pide un préstamo debe ser mayor de edad, poseer documentos de identidad, dar garantías sobre como devolverá la deuda, tener capacidad de ahorro, justificar los ingresos personales, estados financieros, estados de cuenta bancarios, seguridad laboral entre otros.

Por otra parte debemos tener claro cuáles son las comisiones inherentes al préstamo, tanto en la apertura como en las amortizaciones, además de la tasa de interés aplicada, cuál sería el importe de la cuota mensual y los requisitos complementarios para avalar el préstamo.

Luego de cumplir estos pasos tendremos entonces la posibilidad de encontrar la entidad que sea más atractiva y que nos presente un margen de confiabilidad a la hora de tomar la decisión de pedir un préstamo. De esta manera, quedaremos satisfechos y tranquilos a la hora de tomar la decisión de solicitar un préstamo que nos posibilite poder cumplir con nuestros proyectos y emprender un factible camino de prosperidad.

Recuerda, en la vida quien no se atreve pierde. Un préstamo en este caso podría ser la solución a tus problemas financieros.

Prestamos de dinero
5 (100%) 3 votes